10 Consejos para Cuidar la Salud Visual

Sigue estos 10 sencillos consejos para cuidar tu salud visual y podrás mejorar tu vista. Siempre es mejor prevenir que curar.

Tengas la edad que tengas, la salud visual es fundamental. Es normal que con el paso de los años la agudeza visual tienda a resentirse y que puedan surgir ciertas patologías. No obstante, un buen cuidado y una higiene adecuada permiten minimizar los riesgos. Por tanto, para gozar de una buena salud visual, es importantísimo seguir una serie de pautas y de recomendaciones.


Recomendaciones para cuidar la Salud Visual

Seguir estas recomendaciones será bueno para tu Salud Visual. Cuando hayas cogido estos sencillos hábitos, no te costará nada y sabrás que estás haciendo algo para cuidar tu Salud Visual lo que mejorará tu calidad de vida y te sentirás mejor.


La hidratación como mantra

Bien es sabido que somos alrededor de un 70% agua, además la mayoría de esa agua se acumula en las células de nuestro organismo. Si el H20 transmite vida a nuestro cuerpo, ¿por qué iba a ser una excepción en el caso de los ojos y de la salud visual? Una buena hidratación fomenta la salud visual y mantiene la flexibilidad de las membranas oculares. Lo ideal es conseguir cierta flexibilidad de una manera natural, es decir, bebiendo o consumiendo alimentos, aunque también se puede recurrir a las lágrimas artificiales cuando se sienta cierta sequedad.


Lee, pero a una distancia adecuada

Cuando leas, ya sea un libro en papel o en formato electrónico, mantén una distancia de unos 50 centímetros. Además, si quieres velar por tu salud visual, elige un entorno con una luz adecuada. Dicha luz puede ser tanto natural como artificial, pero en cualquier caso nunca debe haber ni mucha ni poca para no dañar la vista. Y nunca está de más recordar hacer pausas de lectura cada hora, aproximadamente, para dar una tregua a los ojos.


Presta atención a lo que comes

Somos lo que comemos, por tanto una dieta sana siempre será buena para la salud visual. Los alimentos con un alto contenido en vitamina A (como las verduras, las hortalizas o los derivados lácteos), en vitamina C, (como las naranjas o los pimientos) y en magnesio (como por ejemplo las hortalizas, los frutos secos, las legumbres o los cereales) ayudan al buen funcionamiento de las células de los ojos. Asimismo, una buena alimentación también puede repercutir positivamente en la salud visual al prevenir la hipertensión, el exceso de colesterol o la diabetes, todos los cuales pueden llegar a dañar la retina.


Apaga los malos humos

No vamos a descubrir a estas alturas que el tabaco es nocivo para nuestro organismo, pero se tiende a pensar erróneamente que sus consecuencias solamente están asociadas con los pulmones y el cerebro. Diversas investigaciones han concluido que el consumo de tabaco está relacionado con algunas patología oculares, como por ejemplo el glaucoma, las cataratas, la sequedad ocular o la retinopatía diabética. Por tanto, evitar el tabaco es positivo para la salud visual.


Mantén una buena Higiene en las Lentillas

Para tener una buena salud visual, es muy importante llevar a cabo una higiene meticulosa cuando se utilizan lentillas. Hay una serie de acciones que se deben aplicar en todo momento en el cuidado de las Lentes de Contacto. Por ejemplo, solamente debes manipular las lentillas después de lavarte las manos, siempre debes almacenarlas en un estuche limpio y con una solución para lentillas y nunca debes exceder el tiempo de uso recomendado.

Higiene en las lentillas

Rechaza la Agresividad

Los factores externos agresivos pueden mermar la salud visual. Es muy importante evitar los factores del entorno que resulten dañinos para los ojos, como por ejemplo el cloro de la piscina, la contaminación, los ácaros y el polen... o incluso el exceso de frío y de calor.


Acude al oftalmólogo con regularidad

Más vale prevenir que curar. Este dicho se refuerza más si cabe cuando hablamos de una revisión oftalmológica. Las revisiones que llevan a cabo los oftalmólogos permiten detectar a tiempo anomalías, problemas visuales y patologías. Al margen de que creas no padecer ninguno de estos problemas, es aconsejable que visites a un oftalmólogo por el bien de tu salud visual, puesto que algunas enfermedades oculares no reflejan síntomas.


La protección ocular debe estar presente durante todo el año

Para disfrutar de una buena salud visual es fundamental proteger los ojos durante todo el año. Los ojos son más sensibles a los rayos de sol y la luz ultravioleta que la propia piel. Por tanto, no dudes en llevar gafas de sol adquiridas en establecimientos homologados ya sea en verano para ir a la playa, o en invierno los días que el cielo esté más despejado.


Entrena tu vista con el deporte

El deporte es muy bueno para la salud en general, pero también lo es para la salud visual. Realizar deporte o ejercicio moderado 2 o 3 veces a la semana es otra manera de velar por el bien de nuestros ojos porque mantiene activas las células oculares. Eso sí, tienes que proteger los ojos adecuadamente con las gafas deportivas adecuadas.

Protege los ojos haciendo deporte

No abuses del alcohol

Al igual que el tabaco, el alcohol también tiene un efecto claramente negativo en nuestro organismo, y eso no excluye a la salud visual. En este caso, la mayoría de problemas oculares están relacionados con la retina, ya que ésta puede metabolizarlo muy fácilmente.