Cataratas

Las cataratas, una preocupación ocular pero sin urgencia
Cataratas
Las cataratas son una de las enfermedades más comunes que afectan al ojo en las personas mayores. Realmente no es una enfermedad, sino un síntoma del envejecimiento, en este caso del ojo, que todo el mundo, más tarde o más temprano, puede llegar a padecer. Tener una catarata no es motivo de alarma.

La catarata es una nubosidad que aparece en el cristalino del ojo, lo que dificulta automáticamente la visión. Las cataratas son un importante problema de salud una vez que avanza la edad. Como hemos explicado, las cataratas consisten en una opacidad del cristalino, una lente del ojo que sirve para enfocar y que normalmente es clara y transparente. Tener una catarata no es señal de alarma porque no es un tumor ni una formación de piel o de tejidos nuevos sobre el ojo que pueda ser cancerígena, sino es tan simple como que la lente misma se nubla y se ve con nubosidad, o no se ve, por lo que generan problemas a la hora de apreciar los colores, cambios de contraste y actividades cotidianas como conducir, leer, ir al cine, etc.


Síntomas de Cataratas

Los síntomas dependen del tipo de catarata pero hay algunos que se comparten por la mayoría como la reducción de visión y ver brillos. El grado de desarrollo de las cataratas se mide por una prueba de agudeza visual para ver hasta qué punto es capaz de ver a detalle el paciente.

Entre los principales síntomas que padecen las personas que sufren cataratas se encuentra la pérdida de visión y de los tonos de color, así como molestias ante la luz intensa. Por eso, sobre todo en época de verano y si padeces cataratas, debes proteger tu mirada del sol con unas gafas. Para evitar el deslumbramiento que produce la luz, puedes emplear lentes polarizados que son aquellos que impiden los deslumbramientos, brillos y destellos y te protegen.


Causas de las Cataratas

Las cataratas pueden ser causadas por muchos factores, y aunque la edad es el principal (por el envejecimiento ocular) existen otros que también hay que recordar como la genética, una radicación, enfermedades de la piel, el uso de drogas, la toma de algunos medicamentos o haber sufrido algún trauma.


Tipos de Cataratas

Dentro de los tipos de cataratas más frecuentes está la catarata senil, que aparece habitualmente entre los 65 a los 70 años. Pero este dato no es totalmente preciso, ya que pueden existir personas que las desarrollen a una edad más temprana, en torno a los 55 años, e incluso puede haber gente que no las sufra hasta los 80 o a edad más avanzada.


Tratamiento de las Cataratas

El mejor tratamiento para las cataratas es la cirugía. Normalmente (y de ahí por qué decimos que no es una emergencia) las personas que presentan una catarata pueden determinar cuándo desean que se la extirpen quirúrgicamente, según la necesidad que tengan según la visión perdida y según la disponibilidad para realizar la cirugía. Por ejemplo, un buen momento es cuando las personas se sienten inseguras, incómodas o son incapaces de realizar sus tareas probablemente sea el momento para la cirugía. Antes de este momento no es estrictamente necesario.


En resumen, la catarata es una forma de ceguera que puede ser corregida mediante la cirugía, que permite al paciente recuperar la función visual, mejorando así de manera espectacular la calidad de vida del paciente.