Gafas Graduadas

Gafas Graduadas. Diferentes marcas de moda. Importancia de la calidad de la graduación.

Las gafas graduadas, habituales en el día a día de muchas personas, son el principal sistema para corregir los defectos visuales como la hipermetropía, miopía o astigmatismo, y uno de los sistemas más antiguos que hay para ello que aún pervive.

Durante mucho tiempo fueron el único mecanismo para corregir defectos de la visión ocular. Sin embargo, en los últimos años, han aparecido nuevos mecanismos para corregir esas anomalías, que comparten protagonismo con las gafas graduadas, como son la cirugía láser, en los últimos años, y las lentillas, que se usan desde hace algunas décadas.

Los tres conforman las únicas formas para corregir defectos visuales, aunque las gafas graduadas, que nunca han perdido terreno, han conseguido mantenerse como elección gracias a su capacidad para reciclarse, ir a la moda y adaptarse a los nuevos tiempos.

Graduación de las lentes

La graduacion debe hacerla un profesional

Las gafas graduadas son un producto que requiere una prescripción de un profesional especializado. Un óptico u oftalmólogo debe hacer una receta con nuestra graduación para poder adquirirlas. Por eso, cuando adquirimos un par de gafas graduadas es necesario que un profesional de la vision establezca la graduación necesaria que se adapte perfectamente a tus ojos.


La Moda está en las gafas

Además, las gafas graduadas presentan muchas ventajas. Por ejemplo, permiten usarlas durante mucho tiempo, son baratas y pueden ser incluso, cada día más, una opción estética. Las gafas ya no son un incordio, las lentes tampoco. La moda es un gran aliado de ellos.

Las marcas que más están apostando por el diseño y los modelos cómodos y adaptables de la moda actual son Ray-Ban, Carolina Herrera y Carrera, como las más destacadas. También hay que destacar otras marcas que están apostando por el diseño de gafas graduadas como Tous, Tommy Hilfiger, Armani, Vogue y Polaroid.

Gafas de Sol Graduadas

Monturas

Monturas de Pasta y metálicas

Las monturas más habituales son de pasta, que se han puesto de moda en el siglo XXI de nuevo, tras estarlo en la década de los 60 y 70. El metal, sin embargo, que había perdido fuelle en los últimos años, está volviendo a ser protagonista y coetáneo de la pasta en lo que a tipos de monturas se refiere.

Lentes

Lentes Graduadas

Las monturas se completan con el tipo de lente, es decir, el cristal. Actualmente existen lentes minerales, orgánicas y de policarbonato. Precisamente este último material de lente son las que están siendo cada vez más habituales porque aguantan más los impactos, son muy finas y ligeras y aportan gran comodidad al usuario. Entre otras cosas las lentes de policarbonato han conseguido reducir el cristal en función de las dioptrías evitando el grosor.

Por último, las lentes nunca deben estar ni rayadas ni arañadas, lo que podría perjudicar al ojo, ni mucho menos presentar ninguna graduación adicional, ya que eso podría ser dañino para nuestra visión.