Tapones de oídos

Tapones para los oídos y bandas para natación, ideales para aislar el oído.

Tapones para natación impermeables hechos a medida ofrecen protección para los que son susceptibles a infecciones u otros problemas del oído. Hechos de un material de silicona hidrofobita muy suave para comodidad máxima, los tapones flotan para que no los pierda en el agua. Los tapones para nadar están disponibles en una variedad de colores sólidos, espirales y neón.

Proteger al oído de ruidos demasiado fuertes o estruendos que puedan afectar a nuestro tímpano es algo importante. Aunque creamos que el oído ya está protegido de por sí, no es así, sobre todo si lo exponemos a ruidos fuertes durante un tiempo determinado. Para el oído, estar protegido antes ruidos o incluso ante elementos externos que le puedan afectar, como el agua es ciertamente importante.

Por este motivo, la protección para los oídos es vital hoy día. De hecho, se calcula que siete de cada diez ciudadanos conviven con niveles de ruido superiores al límite de tolerancia. Y todos esos ruidos molestos, a largo plazo, pueden producir problemas auditivos.

Elegir los tapones para los oídos

Lo más importante a la hora de elegir un tapón es sin duda identificar para qué lo queremos, y para ello, ponerse en manos de un especialista es muy recomendable. ¿Lo queremos para nadar? ¿Para aislarnos de un ruido muy fuerte? En la respuesta a estas preguntas estará la clave en la elección del mismo.

Tipos de Tapones para los oídos

Para seleccionar un tapón para los oídos, hoy día existe ya una extensa gama de soluciones de protección auditiva adaptadas a diferentes ambientes y adaptadas a cada necesidad.

1

Moldes de Silicona Clásicos

Los tapones más comunes son los moldes de silicona, que tienen muchas variantes. La más común, la clásica, una silicona que se adapta totalmente al oído e impide la entrada de agua y de algunos ruidos. Son muy ligeros, sensibles y accesibles, e ideales, sobre todo para nadar, no tanto para aislarse de los ruidos.

2

Moldes de Silicona Modificados

Sin embargo, existen modificaciones a este tipo de tapones que recuden el ruido de fondo y los irritantes, y permiten escuchar otros ruidos, como el de una alarma o un despertador, por ejemplo, y otras con cordón exterior enfocados a aislar al oído de sonidos que podrían ser perjudiciales para su capacidad auditiva, modulando la misma, y que los utilizan tanto deportistas (motoristas, pilotos, etc.) como trabajadores (obreros, maquinistas, etc.).

3

Tapones de Espuma

También existen los tapones de espuma, los más económicos, y que se suelen usar para dormir, que lo que hacen es atenuar todos los sonidos. No son 100% impermeables en caso que los quieras utilizar para evitar el contacto con el agua.

Bandas Protectoras de Natación

El oído también puede sufrir en contacto con el agua, por ejemplo, cuando vamos a la piscina o al mar. Por eso existen alternativas a los tapones para asegurar una protección total ante el agua al sumergirnos en ella, como son las bandas para la natación totalmente recomendadas por los especialistas.

Las bandas ajustables de neopreno con ideales para niños y adultos y se utilizan conjuntamente con tapones a medida para conseguir una protección total de nadadores comunes, bañistas, deportistas, personas propensas a conseguir otitis y personas con el tímpano perforado. Si tienes alguna de estas afecciones una banda protectora es la solución más eficaz para evitar cualquier daño en contacto con el agua, más que el tapón común, que aunque también puede ir bien, no ofrece una protección tan eficaz.