Degeneración Macular

Degeneración Macular. ¿Cuándo se sufre degeneración macular?
Degeneración Macular
La degeneración macular es, como su propio nombre indica, una enfermedad del ojo ocasionada por daños o deterioro de una parte del mismo, la mácula, normalmente provocada por la edad. De ahí el nombre que recibe de degeneración macular.

Dicha mácula es una capa amarillenta de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo, en el centro de la retina. La mácula es la encargada de proporcionar la agudeza visual al ojo, con lo que percibe detalles finos y pequeños. Por eso, cuando la mácula está deteriorada, las áreas del centro del campo visual empiezan a perder nitidez, apareciendo una visión borrosa o turbia.


Grupos de Riesgo de Degeneracion Macular

La degeneración macular aparece en varios grupos de riesgo porque el propio desarrollo de la retina consume muchos recursos del ojo, creando desechos a su vez. Estos van eliminándose normalmente durante el día a día. Sin embargo, con la edad, la capacidad de eliminar esos desechos va disminuyendo, por lo que se van acumulando las denominadas drusas, que acaban afectando a la retina, separándola de los coroides y afectando a la mácula. Es entonces cuando se produce la degeneración macular.

No todo el mundo tiene las mismas posibilidades de padecer degeneración macular. Existen, como hemos citado anteriormente, algunos grupos de riesgo como los fumadores, las personas con antecedentes genéticos familiares y las personas mayores. La edad avanzada es uno de los factores más influyentes. También hay que tener en cuenta aspectos como un alto nivel de colesterol en la sangre.


Detectar la Degeneracion Macular

Esta enfermedad se puede detectar a través de síntomas claros como pérdida de la visión de forma rápida sin causar ceguera instantánea (aunque puede provocarla en personas mayores a medio plazo) o ver líneas rectas distorsionadas, palabras borrosas y perder agudeza visual no pudiendo ver con detalles. También provoca ver áreas negras en el centro de la visión.


Tratamiento de la Degeneración Macular

A pesar de que no existe todavía un tratamiento idóneo para eliminar todos los tipos de degeneración macular que existen, sí que se puede tratar la cirugía láser y la terapia fotodinámica, como terapias más frecuentes, aunque también existen otras relacionadas con las inyecciones periódicas de fármacos para evitar la degeneración macular.

La degeneración macular afecta tanto la visión cercana como la visión a distancia, y puede hacer que algunas actividades tales como ensartar una aguja o leer, resulten ser difíciles o imposibles de realizar.


Tipos de Degeneración Macular

Existen dos tipos de DMAE, la húmeda y la seca. DMAE seca se debe a un envejecimiento y adelgazamiento de los tejidos de la mácula, provocando alteraciones en el epitelio pigmentario, que conducen a la destrucción de la mácula. DMAE húmeda: suele presentar un pronóstico visual bastante peor, es decir el paciente puede perder la agudeza visual de una forma muy rápida, en pocos meses. Se produce al formarse vasos sanguíneos anormales (neovasos) en la parte posterior del ojo que dejan escapar fluído o sangre, y que ocasionan que la visión central se torne borrosa.