Gafas Deportivas para practicar el Running

La importancia de utilizar unas gafas adecuadas para hacer deporte.

El éxito del Running

Tanto en las calles ajetreadas del centro como en los parques de las ciudades, cada vez es más común cruzarse con gente corriendo o, como se dice últimamente, practicando el running.

El éxito de este deporte está claro si se piensa en todas las ventajas que ofrece: no hay horarios, es barato, se puede practicar en cualquier lugar y, de entrada, no requiere características físicas especiales.

Existen multitud de recomendaciones para que los nuevos aficionados, y no sólo los profesionales, puedan practicar esta actividad de manera segura y sin incurrir en lesiones que perjudiquen su bienestar físico, a corto y largo plazo.


Material adecuado para el Running

Generalmente, cuando se habla del running se hace hincapié en la correcta elección de las zapatillas, ya que son una herramienta esencial para guardar una buena postura y no acabar padeciendo una lesión en las piernas, en la cadera o, en los casos más graves, en la espalda.


Las gafas también son importantes para el Running

Sin restar importancia a la elección de un tipo de calzado adecuado, existe otra herramienta esencial para practicar con seguridad el running, sobre el que desafortunadamente los deportistas no están aún suficientemente concienciados: el uso de gafas deportivas.


Gafas deportivas adecuadas al Running

Por obvias razones, en este deporte la agudeza visual es un elemento imprescindible. Para los deportistas que precisen de corrección óptica, es muy importante utilizar gafas deportivas graduadas, no sólo para mayor comodidad con respecto a las gafas convencionales, sino por una razón aún más importante: las gafas deportivas se realizan con unas lentes que garantizan resistencia y solidez en caso de impacto.

Para todos los deportistas y aficionados, el uso de gafas de sol deportivas es la mejor garantía para evitar insolaciones e inflamaciones de la córnea por rayos ultravioleta. Una exposición habitual y prolongada en el tiempo a la radiación solar acabará perjudicando la visión, provocando una mayor incidencia de afecciones y enfermedades como quemaduras, cataratas y el así llamado ‘síndrome del ojo seco’.

Por todo ello, el uso de gafas deportivas, graduadas o de sol, permitirá practicar este magnífico deporte de forma más placentera y segura.