Gafas Deportivas para Tenis

La importancia de utilizar unas gafas adecuadas para hacer deporte.

Las gafas deportivas para el tenis

El tenis es uno de los deportes que más habilidades visuales requiere. No sólo para anticipar una jugada o golpear bien la pelota, sino también para prever los movimientos del adversario, predecir la dirección de la pelota y, en definitiva, representar mentalmente el entorno y dibujar una estrategia. A diferencia de otros muchos deportes en los que el uso de gafas deportivas está ya suficientemente arraigado, en el tenis aún es muy poco frecuente que un jugador las lleve.

Las razones principales que requieren el uso de gafas deportivas especiales para el tenis son tres: especiales casos de protección de los impactos, corrección de la vista y protección solar.


Protege los ojos

Los traumatismos oculares, por caída o impacto, suelen ser bastantes frecuentes en el tenis, no tanto debido al impacto de la pelota, cuanto sobre todo a golpes con las raquetas en caso de jugar partidos de dobles. En casos de afección de la vista, es muy peligroso disputar partidos, aunque sea a nivel de simple aficionado llevando gafas convencionales, ya que en caso de rotura, las lentes de cristal normal pueden provocar serias lesiones en el ojo y en la órbita ocular. Por esta razón, las gafas deportivas están realizadas en materiales especiales como trivex y policarbonato o cristales resistentes y sólidos en caso de impacto.

La montura debe ajustarse perfectamente a la cara en la parte superior, para garantizar estabilidad y firmeza. El resto de la lente está libre para favorecer la visión y no entorpecer el campo visual.


Gafas con protección solar

No menos importante es el uso de las gafas deportivas como protección solar. El tenis es un deporte que se juega tanto en pistas cubiertas como al aire libre, y es frecuente que los partidos se prolonguen durante largas horas. En estos casos, es muy importante llevar gafas con un alto poder de filtración para protegerse de la radiación ultravioleta y no originar molestias, quemaduras o enfermedades en los ojos, que a la larga puedan afectar a nuestra salud visual. Hay un gran abanico de filtrados, según las condiciones atmosféricas presentes durante el partido, para que el color de la gafa interfiera lo menos posible con la visión del jugador y garantizar de este modo el máximo rendimiento con la máxima seguridad.