Miopía, Causas y Grados

Si eres miope te interesa conocer qué es la Miopía, cuales son las causas y los grados en los que se puede clasificar la Miopía. Conocer las causas te ayudará a prevenirlas o por lo menos a detectar cuando se puede provocar la Miopía. Te lo contamos en este artículo.

¿Qué es la Miopía?

La Miopía es un tipo de deficiencia visual que genera una visión borrosa o poco nítida de las imágenes que están en la distancia. Se trata, por tanto, de un tipo de anomalía que se puede padecer en uno o en ambos ojos y que sufre una gran parte de la población mundial. Dicho de otro modo, con Miopía se ve mal de lejos.

El problema más habitual al que le hace frente una persona miope es la dificultad para distinguir bien las imágenes que están lejos, ya sean rostros, objetos o incluso letras. Pero a medida que aumenta el grado de deficiencia visual, también se reduce la distancia a la que el paciente comienza a ver mal. Se puede manifestar en cualquier momento de la vida, aunque lo más habitual es que sea durante la infancia o la adolescencia. Y cada ojo es diferente, por lo que puede haber un ojo sano y otro que sufra miopía, pero lo normal es padecer esta anomalía visual en ambos ojos aunque no necesariamente con el mismo grado.


¿Por qué se produce la Miopía?

Explicado de una manera más técnica, la Miopía es un problema de refracción que se debe a una gran curvatura en el cristalino. Esto sucede cuando el globo ocular es demasiado grande y evita que la luz entrante se enfoque directamente sobre la retina; por tanto, el cerebro interpreta las imágenes que percibe de una manera errónea, que es como las vemos.


¿Cómo se puede corregir la Miopía?

Pero, ¿cómo se puede corregir una miopía? Si padeces estos síntomas, debes acudir a un médico especialista para que, a través de una serie de pruebas sencillas y visuales, diagnostique si padeces esta Miopía. En ese caso, tendrás que llevar unas gafas con una graduación determinada para poder ver bien.


Gafas Deportivas Graduadas

Causas de la Miopía

Hay diversas causas responsables de una Miopía. Estas son las más habituales, aunque no se puede asociar el origen de esta patología a un factor concreto, sino más bien a una combinación de ellos.


Antecedentes Genéticos de Miopía

La Miopía se transmite a través de los genes. Por tanto, si tu padre la tiene y no ve bien los objetos que estén lejos, lo más probable es que tú también la sufras. Lo mismo ocurrirá con tu hijo, quien probablemente recoja este legado. Sin embargo, la genética no es una ciencia exacta, ya que puede haber familias miopes con un miembro sano, o que se dé el caso opuesto. En cualquier caso, estadísticamente, los antecedentes familiares son un elemento a tener en cuenta.


Causas ambientales de la Miopía

Los hábitos del día a día marcan el estado de salud de tu visión. Si estás acostumbrado a pasar demasiadas horas delante de una pantalla, ya sea un ordenador, un teléfono, una tablet o una televisión, expondrás a los ojos a un riesgo de padecer miopía. Además, el hecho de pasar mucho tiempo en espacio interiores y poco ventilados, y de realizar pocas actividades al aire libre, también se presenta como un elemento clave. De lo contrario, no darás a los ojos el descanso que se merecen y te terminarán detectando miopía, u otra patología visual, como por ejemplo el astigmatismo.


Miopía

Miopía por enfermedades

Hay enfermedades que pueden provocar patologías nuevas. Uno de los ejemplos más representativos es el de la diabetes, ya que se puede llegar a manifestar miopía en un paciente, ya sea de manera temporal o de forma permanente.


Miopía por toxicidad

El consumo o ingesta de determinadas sustancias tiene síntomas o efectos secundarios muy variados. Algunas drogas o productos de limpieza pueden llegar a provocar Miopía, tanto de manera temporal como irreversible.


Lista de Causas de la Miopía

  • Antecedentes Genéticos
  • Causas Ambientales
  • Miopía a Causa de Enfermedades
  • Toxicidad

Grados de Miopía

La Miopía se mide en Dioptrías. Una dioptría es una unidad de medida que indica el grado de deficiencia visual que se padece en cada ojo. A mayor cantidad de dioptrías, mayor gravedad; por tanto, peor será la capacidad visual del paciente. Estos son los diferentes grados de miopía que puede diagnosticar un oftalmólogo.


Miopía

Miopía muy Leve

Miopía Muy Leve: entre 0,25 y 0,5 dioptrías. Si tienes esta graduación, puedes hacer una vida prácticamente normal sin llevar gafas. Quizá solo tengas que usarlas en situaciones concretas, como mientras conduces de noche o cuando llevas varias horas trabajando y notes la vista cansada.


Miopía Leve

Miopía Leve: entre 0,5 y 3 dioptrías. Necesitas gafas para tu día a día, no obstante, puedes distinguir los objetos que tienes a tu alrededor sin llevarlas.


Miopía Moderada

Miopía Moderada: entre 3 y 6 dioptrías. La persona en cuestión no es capaz de hacer mucho más que reconocer objetos cercanos y leer desde un palmo de distancia si no lleva gafas.


Miopía Grave

Miopía Grave: entre 6 y 8 dioptrías. Los pacientes con miopía grave tienen dificultades para distinguir los objetos que tengan prácticamente pegados a su cara, por lo que las gafas son imprescindibles para llevar a cabo prácticamente cualquier acción cotidiana.


Miopía Muy Grave

Miopía Muy grave: más de 8 dioptras. Se trata de un caso extremo y, si no se diagnostica a tiempo, se pueden producir problemas más graves como una ceguera irreversible o un desprendimiento de retina.


Lista de Grados de la Miopía

  • Miopía Muy Leve: entre 0,25 y 0,5 dioptrías
  • Miopía Leve: entre 0,5 y 3 dioptrías
  • Miopía Moderada: entre 3 y 6 dioptrías
  • Miopía Grave: entre 6 y 8 dioptrías
  • Miopía Muy grave: más de 8 dioptras

Revisar la Vista
Entendido
Si, esta web también utiliza cookies. Más detalles...